fbpx
juego de toallas

Consejos para que tu juego de toallas dure mucho tiempo

Nuestro juego de toallas nos durará muchos años si aprendemos a cuidarlo correctamente desde el primer día. Así aseguraremos a nuestras toallas una vida larga y provechosa.

En primer lugar, huelga decirlo, debemos leer con cuidado la etiqueta de nuestras toallas. Ahí se nos indicará qué premisas debemos cumplir en cuanto a lavado y secado, incluida la temperatura que debemos seleccionar en la lavadora.

A la hora de comprar toallas, debemos tener en cuenta que las más suaves y naturales son aquellas que son 100% algodón, como las que fabricamos en Textils Mora.

 

 

Desde un punto de vista funcional, recuerda que debes cambiar el juego de toallas del baño al menos una vez a la semana y extenderlo bien sobre el toallero después de cada uso. Así evitaremos que acumule humedad y olores. Las toallas deben ser higiénicas y confortables a un mismo tiempo y debemos asegurarnos de que mantengan todas sus propiedades durante el mayor tiempo posible.

Si evitamos el suavizante, nuestras toallas quedarán más absorbentes. En ese caso, podemos potenciar la suavidad mezclando vinagre blanco de limpieza con el detergente. Como norma general, 30 grados de temperatura suelen ser suficientes para un juego de toallas.

En la lavadora, puedes utilizar tu detergente habitual –aunque es preferible separar las toallas de la ropa normal para poder seleccionar programas específicos para ellas- , pero es preferible emplear la mitad de la cantidad estándar para evitar que destiñan y que las fibras se apelmacen.

 

 

En lo relativo al secado, debemos procurar no tender las toallas directamente bajo el sol para evitar que queden demasiado rígidas. Si usas secadora, ésta suele dejarlas muy suaves.

Unas toallas que se han extendido bien durante el secado no necesitan ser planchadas posteriormente. Pero si prefieres hacerlo, opta por pasarles la plancha apagada. Ya sólo queda guardarlas en un armario hasta su siguiente uso.

Hay pocas sensaciones más placenteras que salir del baño y de la ducha y envolverse en una toalla esponjosa que nos acaricie y absorba bien el agua. Conseguir que esa sensación se prolongue en el tiempo está en nuestras manos.

5.0
01

Tu Opinión nos Importa

Mantenemos tu privacidad, la dirección de correo electrónico que utilices no será publicada.

Compartir

Copy Link to Clipboard

Copy